SOLEDAD

¿Cómo se siente ésta soledad?
como un murmullo en la casa que no se acalla
como el agua que corre en la bañera
sin cuerpo y sin sonrisa…

Se parece a los pájaros que no tienen ramas
a los platos limpios,
a las tardes invictas de conversaciones
a la idea sin discusión
al besito de chocolate en el cenicero de las sorpresas.

¿Cómo se siente la soledad?
la encuentro en mi cabeza
llena de silencio y de mi voz profunda
la escucho como eco en un salón vacío.

La siento como un duende que no existe
y un techo blanco que te quiere caer encima
que te quiere contar un cuento
que te quiere izar los ojos
como velas, quizás sea bueno el viaje…

La siento,
me provoca un café y un panecillo
un manjar que sabe a todo, menos a dos
me provoca que camine observando las tertulias del espacio
me acaricia el pelo con sueños de sofá
me coloca los pies en las arenas de las sales
y el resto en la bañera tibia.

¿Dónde está ésta soledad?
en unos muebles bien puestos y sin mácula de tacto,
en una memoria crónica de dónde están las cosas
de dónde dejé el par de llaves
de dónde coloqué las sombrillas y el reloj
todo lo sé.

¿Dónde me someto a la soledad?
En la puerta de las calles públicas
con la multitud ajena y bulliciosa
colorida, festiva…

Yo como partícula,
como hormiga, y contigo
ellos saltando con los hijos
aplaudiendo a las hijas
llenando el patio sin preámbulos,
masa acompañada y total
la idea de lo que juntos somos.

¿Dónde vas mi soledad?
quédate un rato
quiero contarte con los dedos los días de sol
mostrarte la cama hecha y el placer de la fiesta y las almohadas.

Mostrarte
el trozo de pastel que te oculté
la copa de vino a mi diestra y su cava
el gasto innecesario en el armario
el papelito de lo que acabé sin presencias
la idea de una mascota amada,
en un anuncio vespertino
la tentación de abandonar la casa y la vida
que me pasa por locura y sin timón.

Quédate un rato soledad
quiero quedarme en el diván
y beberme a sorbos a Monet,
degustar el Fauvismo de mis manos,
reír con la máquina de coser
y bordarle letras al espacio
hacerme un nido de dulces
de palabras alegres
convertirme en marioneta,
de madera fina
crear mis parlamentos, mi país y mi casa
crear la idea bondadosa
si crearla
y tú soledad,
tú, ocúpate de darle vida…

Diana Vallejo
Honduras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s